Mediación

En un proceso de MEDIACIÓN un profesional independiente e imparcial, especialmente formado en la resolución de conflictos, ayudará a las partes a buscar soluciones pactadas que les permitan gestionar los intereses comunes después de la ruptura; y así conseguir acuerdos satisfactorios y duraderos que contemplen los intereses de todos, padres, hijos y abuelos.

La función del Mediador es restaurar la capacidad de la pareja de comunicarse, construir puentes suficientes que posibiliten, al menos, un acuerdo de mínimos.

El objetivo es conseguir un acuerdo, evitando las secuelas emocionales que un proceso contencioso tiene tanto en la pareja, como en el resto de la familia, principalmente en los hijos.

RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS ATRAVES DE LA MEDIACIÓN, resolución negociada y amistosa o no contenciosa en conflictos personales, laborales y empresariales.

 

Mediación